fbpx
protector_facial 3d (1)

Empresa 3D Fabricatio y COWO amplían producción de Protectores Faciales a 10 mil unidades semanales para distribuir en el país

Al iniciarse la emergencia sanitaria en nuestro país, los distintos centros de salud a lo largo de Chile se han visto en la necesidad de contar con medidas de protección, que los ayuden a prevenir tanto los contagios, como el ser contagiados por el COVID-19 o Coronavirus, el que ha demostrado tener una muy rápida propagación entre personas.

Es por esto que Fabricatio, empresa de impresión 3D, en coordinación con COWO, Centro de Innovación y Emprendimiento de la comuna de Puerto Montt, investigaron, realizaron pruebas y pudieron validar un efectivo “Protector Facial” para apoyar al personal médico tanto de la zona como de todo el país.

El “Protector Facial”, se diferencia de otras alternativas por 5 características claves para su utilización: posee un alto potencial de durabilidad, su producción y comercialización son de bajo costo, el modelo es capaz de ajustarse a diferentes personas, se puede desinfectar fácilmente y por tanto volver a reutilizar.  

Nuevas mejoras al “Protector Facial” inicial: diseño, materiales y mayor producción

Frente al diseño original, perfeccionarlo aún más fue el desafío que se propuso Fabricatio y COWO para así poder cubrir todos los requerimientos que comenzaron a solicitarse luego de la primera entrega a DISAM de 660 unidades, las que en los próximos días se concretarán en 1.150 protectores faciales.  

Y es que la nueva versión incorpora una inyección de plástico que permite poder cerrar el tope del “Escudo Facial”. Al respecto, Fernanda Pizarro, emprendedora en desarrollo 3D y fundadora de Fabricatio, indicó que estas mejoras “fueron observaciones que nos hicieron desde el hospital de Puerto Montt, ya que, de ser abierto, existía la posibilidad de captar partículas en aerosol por arriba”, acota.

El Protector Facial y sus nuevas mejoras.

Por otra parte y para asegurar una fabricación que masifique la producción del “Protector Facial”, se habilitó una “granja de impresión 3D” más cortadoras láser, a eso se le agregó la asociatividad con una empresa de inyección de plástico en la Región de Los Lagos para poder comenzar la producción en volúmenes mucho más altos de los que actualmente se estaban manejando, además de encontrar el apoyo de una empresa que está trabajando en las las perforaciones necesarias a la mica de PVC.

Con todo lo que se está realizando, Fabricatio espera junto a COWO, alcanzar un nivel de producción de 10.000 unidades por semana. Para esto, Fernanda Pizarro de Fabricatio asegura que “eventualmente podríamos abastecer la necesidad de 3 regiones con aproximadamente 40.000 unidades”.

Acerca del proceso de creación: De la idea a la acción

El origen del “Protector Facial” que por estos días ya ha sido entregado a diversas instituciones de salud de la Región de Los Lagos y próximamente será distribuido en empresas y otras instituciones, ha tenido un desarrollo escalado.

Según explica la especialista de Fabricatio, la creación de este “escudo facial” impreso en 3D, fue construyéndose con la colaboración de COWO Puerto Montt, quienes “nos pusieron en contacto con profesionales expertos y  personal técnico de la DISAM Puerto Montt, con los cuales obtuvimos su feedback con respecto a las características necesarias para cumplir con los requerimientos de protección que se necesitaban.

Máquinas 3D en funcionamiento

Así, modificamos el primer prototipo y les presentamos la solución final. Una vez aprobado el diseño comenzamos el proceso de producción en la granja de impresoras 3D con la que contamos en Fabricatio”, apunta.

Respecto al rol de coordinación de esta innovación para personal de salud, Alejandro Velásquez, Jefe de Proyectos e Innovación de COWO, es enfático en señalar que “resulta fundamental poder contribuir a la conexión entre emprendedores talentosos de nuestra comuna con organismos que requieran, especialmente en estos tiempos, de soluciones que les aporten no solo a ellos, sino que a toda una comunidad.

Asímismo, Velásquez complementa que “en COWO cumplimos ese rol de articulador, del que hoy nos sentimos muy orgullosos, porque la realidad de la innovación es que no siempre puede avanzar, pero en este caso, ha funcionado, puesto que el “Protector Facial” sorteó un buen proceso de iteración, donde una iniciativa que comenzó en una comuna con el apoyo del Municipio, hoy ya está escalándose a nivel nacional”, concluye.

comparte esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

TE PUEDE INTERESAR